26 septiembre 2010

SINCRONICIDAD



Sincronicidad es un término acuñado por Carl G.Jung y por el premio Nobel de física Wolfgang Pauli, que se refiere a la unión de los acontecimientos interiores y exteriores de un modo que no se puede explicar pero que tiene sentido para el observador, es decir, ese tipo de eventos en nuestra vida que solemos achacar a la casualidad, a la suerte, o a la magia, circunstancias y acontecimientos que nos pasan en el momento justo, en el lugar idóneo, en la situación perfecta.

¿Quién no ha pensado alguna vez en alguien y en ese momento ha recibido su llamada de teléfono?


La experiencia humana tiene cuatro dimensiones: física, mental, emocional y espiritual.

A través del camino espiritual, existen unas condiciones óptimas de manifestación, un estado mental propicio para que la sincronicidad pueda producirse y son los momentos personales intensos que nos obligan a estar muy pendientes de las señales del exterior, sumergiéndonos en un estado de alerta y apertura perfectos para ser conscientes de esa dimensión simbólica de la vida, que es la que al final nos da la clave no sólo para la solución de nuestros problemas, sino para hallar nuevas maneras de vivir intensa y conscientemente.

Por ejemplo: tenemos un deseo y aparece lo que deseamos. Las estadísticas para que esto ocurra parecen remotas pero, sin embargo, sucede.


La sincronicidad es un atributo del campo de energía consciente, una propiedad que puede estar a nuestro alcance si lo deseamos.

Conocer el mecanismo para lograr que esto ocurra nos permitirá transformar este fenómeno en un hecho voluntario y así poder provocarlo conscientemente.
Si uno se inicia en el sendero espiritual, pierde la amargura, las preocupaciones y las penas. La seriedad se convierte en alegría y el egoísmo en la necesidad de compartir.
Al experimentar estas sensaciones, al mismo tiempo se acelera la sincronicidad, es decir, entre la intención y el cumplimiento los tiempos se acortan.



Programa "Cuarto Milenio"

La sincronicidad es un evento que sucede fuera del tiempo y del espacio, en otra dimensión.
Trata de explicarlo la teoría de los campos morfogénicos. La sincronicidad ocurre simplemente porque formamos parte de un campo unificado aunque todavía no se haya formulado matemáticamente su existencia.

Decía Paulo Coelho en El Alquimista: “Cuando deseas algo, todo el universo conspira para que lo consigas".

Recomendaciones:

- http://www.sincronicidad.com/

- "Sinchronicity" del grupo musical "The Police":
http://www.youtube.com/watch?v=AHvOMhe0XtU

4 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Somos Dioses, somos magos.
Hacemos milagros constantemente.
La verdad se transmuta y transforma a partir del centro del ser.




Gracias.

Lugares Mágicos dijo...

¡Qué gran verdad Olga y Carles!
Y pensar que la mayoría de las veces no somos conscientes de nuestro potencial...
Un saludo.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Me interesa muchísimo el tema de la sincronicidad, Eva. Hay un par de libros que te recomiendo: "El misterio de las coincidencias" (Eduardo Zancolli) y "Sincrodestino" (Choppra).
Un beso gordo.

Lugares Mágicos dijo...

¡¡¡Gracias B-N!!!
¡Voy a por ellos!
Bss.